Diseños de autor

ganchillochino1Tarde o temprano llega el momento en la vida de todo creativo en el que decide emprender o diseñar algo diferente, que lo identifique, algo con lo que destacar. Sólo hace falta cambiar el punto de vista al que estamos acostumbrados y echarle imaginación. Basta coger un material cuyo uso está muy definido y darle uno nuevo; o rehacer un producto pero con otras materias primas.

La historia cuenta miles de ejemplos, que llegan hasta nuestros días, o que bien se transforman con ellos. Y hoy os queremos presentar a un diseñador que ha cambiado la forma de ver y tocar el ganchillo: Manuel F. Muñoz y sus tapetes de silicona.
manu1

Todo empezó conun trabajo para la Escuela de diseño. Manuel tenía que crear un producto por sí mismo, que no necesitara de una gran producción y que pudiera presentar a sus compañeros y a su profesor. Terminado sin ayuda externa. Así que pensó: ¿por qué no reconvertir los típicos tapetes blancos de abuelas?

Esas abuelas que nos daban las monedas sin que nuestros padres se enteraran; esas abuelas que nos guardaban los caramelos de anís; esas abuelas que hacían los tapetes blancos para adornar la casa, tan típicos… Y es cierto que podréis decir que todavía hay abuelas así. Y que hacer retocada 1ganchillo no tiene por qué implicar ser abuela. Y sí, es totalmente cierto. Si no que se lo digan a Manuel, que ha reconvertido totalmente el concepto del ganchillo de los tapetes.

Rojo, azul celeste, morado o marrón. Pero ¡de SILICONA! Con una moldeadora y muchas dosis de color, Manuelha sido capaz de plasmar estos tapetes en silicona, ampliando su uso como salvamanteles o, simplemente, para decorar.

Ganchillo con historia

Sin embargo, Manuel no es el único que ha querido experimentar con el ganchillo más tradicional. Sino que otros autores han elegido esta forma de diseño, al fin y al cabo, para hacerla evolucionar.

ganchillo2El ganchillo surgió a raíz de los encajes como una artesanía por sí misma. Pero esa artesanía ha ido evolucionando de ser meramente un adorno o colaborar con la economía doméstica hasta ser una reivindicación callejera. ¿Cómo?

Imitando el graffiti pero de forma ecológica. Se conoce como graffiti ecológico o Yarn Bombing o Urban Knitting y es un movimiento que nació en Holanda en 2004. La premisa era dar color y calidez a la ciudad pero sin manchar o ensuciar. En definitiva, aprovechar las ventajas de ese tejido al máximo.

Y así lo entendió Toshiko Horiuchi Macadam, que creó todo un parque de diversiones con esta técnica. Se encuentran en el el Hakone Open Air Museum y están instalados sobre una estructura de madera que no tiene sujeción metálica alguna.

Pues eso, diseños e ideas imposibles, pero que con un poco de imaginación y de ganas se sacan adelante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s